Iniciar Sesion
 
Cuerpo espin comun.
0
Anuncios google
Noticias Relaciondas
  • SUBASTAN VIOLÍN QUE ENCUENTRAN EN EL TITANIC.
  • CÁMARAS A PRUEBA DE TODO.
  • Arlequin.
  • Frinocefalo.
  • Lemur volador.
  • Diablo espinoso.
  • Tucan.
  • Kakapo.
  • Petaurista.
  • El Margor.
  • Tortuga de cabeza grande.
  • Triodon.
  • Sapo vientre de fuego.
  • Argonauta.
  • Almiqui.
  • Acrobata pigmeo.
  • Mantis flor.
  • Pichiciego
  • Armadillo de nueve bandas.
  • Cuerpo espin comun.
  • PECES CURIOSOS
  • Tiburón duende.
  • Tortuga Mata Mata.
  • Pez martillo.
  • Murciélago cabeza de martillo.
  • Salamandra gigante
  • Conejo gigante
  • Insecto palo gigante de Australia
  • Insecto hoja
  • Pez Leon
  • Pez Macropinna
  • Rana goliath
  • Pulpos de anillos azules
  • Camaleón mas pequeño del mundo
  • Varano gigante
  • Insecto gigante
  • Murciélago de mar.
  • Abanico de mar.
  • PICOZAPOTE
  • OSO HORMIGUERO DE DOS DEDOS
  • SINAPTA
  • Cangrejo bayoneta
  • Hipocampo de Australia
  • Gato desnudo
  • Kiwi
  • ANIMAL MARINO
  • Ir a Página Principal
    Cuerpo espin comun.
     
    Cuerpo espin comun.
    Animales con espinas.
    Cuerpo espin comun.  
    Categoría de esta Noticia
     
    Agregar Comentario
     
    Click en Imagen para Agrandar

    Existen en el mundo numerosas especies de puerco espines, y el más común es el que habita en el sur de Europa, África austral y Asia Menor.

    Este roedor de considerable tamaño, que puede llegar a medir hasta 60 cm. de longitud, lleva a las espaldas un bosque de largos punzones, que puede erizar a voluntad y convertirlos en auténticos dardos cuando se siente atacado por algún enemigo. Suele pasar la mayor parte de la jornada en estado de somnolencia, saliendo de su refugio subterráneo al caer la noche para procurarse los alimentos que precisa, que se componen por lo general de los más diversos vegetales.

    La costumbre que tiene de rondar por las granjas le pone a veces al alcance de los perros, pero el puerco espín afronta el peligro con coraje. Se inmoviliza, gruñe, golpea el suelo con los pies y agita sus púas dorsales con un furioso sonido que hace pensar en el de una carraca. Si el agresor insiste, se dirige hacia él a reculones y trata de clavarle sus espinas en el hocico. Por lo general, este primer asalto pone fin al combate, si bien algunos perros, más astutos o con más experiencia que otros, se aprestan convenientemente para atacar al puerco espín en la cabeza, que constituye su único punto vulnerable.

     
    Agregar Comentario
     
      Paginas donde encuentras este mensaje